Centro de Recursos para la Prevención | Cómo Mantenerse Saludable

Dos tercios de los gobiernos del mundo se encuentran invadidos por una seria corrupción, lo que es una proporción increíble. Casi una cuarta parte de los líderes que surgen hoy en día están convencidos de que tienen que comportarse de forma no ética para salir adelante.

Para revertir esta decadencia y restaurar la moral esencial y los valores, L. Ronald Hubbard escribió El Camino a la Felicidad: Una Guía Basada en el Sentido Común para Vivir Mejor. De carácter no religioso, sus 21 preceptos los puede usar cualquiera sin importar raza, cultura o credo para fomentar la bondad, la honestidad y las destrezas básicas del vivir.

El Camino a la Felicidad, publicado ahora en 114 idiomas, ha llevado la calma a las comunidades desgarradas por la violencia, la paz a las zonas devastadas por la guerra civil, y la autoestima a millones de personas: en escuelas, cárceles, iglesias, centros juveniles y comunitarios.

Para elevar la moral de cada sector de la sociedad, se estableció la sede secular y sin fines de lucro de El Camino a la Felicidad Internacional en Glendale, California, como centro de coordinación para las actividades mundiales. Con el apoyo de las Iglesias de Scientology y los scientologists, El Camino a la Felicidad, y sus materiales y programas educativos se usan ahora en todos los rincones del mundo, ayudando a infundir un mayor nivel de honestidad, confianza y autoestima a lo largo de cada cultura.

VE LOS MENSAJES DE SERVICIO PÚBLICO DE EL CAMINO A LA FELICIDAD.

Para más información sobre El Camino a la Felicidad y los programas mundiales que apoya la Iglesia de Scientology para restaurar la honestidad y la autoestima, ve:

DESCARGAR DOCUMENTO