Centro de Recursos para la Prevención | Cómo Mantenerse Saludable

Libertad de Manifestar una Religión o Creencia

La libertad de manifestar la religión o creencia mediante el culto, la observancia, la práctica y la enseñanza abarca una amplia y variada gama de actos que están protegidos tanto para los individuos como para las comunidades religiosas. La asociación de estos actos con la religión o la creencia debe considerarse caso por caso. [12]

Las siguientes manifestaciones de la religión representan actos religiosos que han sido reconocidos internacionalmente como que entran en el ámbito y la protección de la libertad religiosa. Tales actos incluyen estas libertades, pero no se limitan a ellas:

  • Rendir culto o reunirse en relación con una religión o creencia, y a establecer y mantener lugares para estos propósitos;
  • Establecer y mantener instituciones religiosas, caritativas o humanitarias;
  • Hacer, adquirir y usar en grado adecuado los artículos y materiales necesarios relacionados con los ritos o costumbres de una religión o creencia;
  • Escribir, publicar y diseminar las publicaciones pertinentes;
  • Enseñar una religión o creencia en lugares adecuados para estos propósitos;
  • Solicitar y recibir contribuciones financieras voluntarias y otras;
  • Enseñar, nombrar o elegir líderes, clero y maestros exigidos por los requisitos y estándares de cualquier religión o creencia;
  • Observar días de descanso y celebrar fiestas y ceremonias en conformidad con los preceptos de la religión o creencia de uno mismo;
  • Comunicarse libremente con individuos y comunidades en asuntos de religión y creencia a nivel nacional e internacional. [13]

El concepto de culto se extiende a actos rituales y ceremoniales dando expresión directa de una creencia, así como a diversas prácticas esenciales para tales actos, incluyendo la construcción de lugares de culto, el uso de procedimientos rituales, utensilios y objetos religiosos, y la exhibición de símbolos.

La observancia y la práctica de la religión o creencia puede incluir no solo actos ceremoniales, sino también costumbres tales como seguir requisitos dietéticos, llevar ropa o prendas distintivas, la participación en ritos asociados con ciertas etapas de la vida, y el uso de un lenguaje particular habitualmente hablado por un grupo. Además, la práctica y la enseñanza de la religión o creencia incluye actos esenciales para la conducta por los grupos religiosos de sus asuntos básicos, tales como la libertad para establecer seminarios o escuelas religiosas y la libertad de preparar y distribuir textos o publicaciones religiosos. [14]

La libertad de manifestar su religión o creencia también incluye el derecho a compartir pacíficamente la religión o creencia de uno con otros, sin estar sujeto a la aprobación del Estado u otra comunidad religiosa. Cualquier limitación de la libertad de manifestar su religión o creencia, debe ser excepcional y en cumplimiento de los estándares internacionales. [15]

Derechos de las Minorías Religiosas

Cada religión es una minoría religiosa en algún lugar. La libertad de religión o creencia también implica dar la debida consideración y respeto a las personas que pertenecen a las minorías religiosas. Estas personas tienen derecho a disfrutar de su propia cultura, a profesar y practicar su propia religión, y a usar su propio lenguaje, en privado y en público, libremente y sin ninguna interferencia o cualquier forma de discriminación. Por lo tanto los Estados deben proteger la existencia y la identidad religiosa de las minorías en sus territorios y fomentar las condiciones para la promoción de esa identidad. 

Derechos de Padres e Hijos

La historia y la cultura de la civilización reflejan una tradición fuerte de preocupación de los padres por la educación y la crianza de sus hijos. Este papel primario de los padres en la crianza de sus hijos está ahora establecido más allá de toda discusión como derecho universal permanente. [16]

La ley internacional de derechos humanos es inequívoca en el derecho de los padres a educar a sus hijos de acuerdo con su religión o creencia. El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales requieren que los Estados tengan respeto por la libertad de los padres, y, cuando corresponda, de los tutores legales, para asegurar la educación religiosa y moral de sus hijos en conformidad con sus propias convicciones. [17]

Los niños disfrutan el derecho a tener acceso a la educación en materia de religión o creencia, en conformidad con los deseos de sus padres o tutores. Por el contrario, no se les puede obligar a recibir enseñanzas de religión o creencia en contra de los deseos de sus padres o tutores, siendo los mejores intereses del niño el principio determinante. [18]

En el ejercicio de cualquier función que asuma en relación con la educación y enseñanza, el Estado debe respetar el derecho de los padres para asegurar la educación y la enseñanza en conformidad con sus propias religiones y convicciones filosóficas. [19] Se prohíbe la participación forzada de niños de las minorías religiosas en la educación religiosa de una fe mayoritaria o en cursos que están diseñados para adoctrinarlos en contra de su religión o creencia particular.

Bajo la ley internacional de derechos humanos, los Estados están obligados no solo a respetar la libertad de religión o creencia, sino también a proteger tal libertad contra interferencia indebida de terceros. Además, los Estados deberían fomentar un clima de tolerancia y aprecio de la diversidad religiosa en las escuelas. La educación escolar puede y debe contribuir a la eliminación de los estereotipos negativos que con frecuencia envenenan la relación entre las comunidades y que tienen efectos particularmente dañinos sobre las minorías religiosas. [20]

[12] Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Comentario General 22, ¶ 4; Directrices de la Unión Europea sobre la Promoción y Protección de la Libertad de Religión o Creencia, ¶ 13.

[13] Declaración de 1981 de la ONU sobre la Eliminación de Todas las Formas de Intolerancia y Discriminación Fundadas en Religión o Creencia, Artículo 6.

[14] Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Comentario General 22, ¶ 4.

[15] Directrices de la Unión Europea sobre la Promoción y Protección de la Libertad de Religión o Creencia, ¶ 40.

[16] Véase, por ejemplo, Wisconsin contra Yoder, 406 EE. UU. 205, 1972.

[17] Artículo 18(4) del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; Art. 13(3), Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, de la Carta Internacional de Derechos Humanos.

[18] Declaración de 1981 de la ONU sobre la Eliminación de Todas las Formas de Intolerancia y Discriminación Fundadas en Religión o Creencia, Artículo 5; Convención sobre los Derechos del Niño, Artículo 14(2); Directrices para el Examen de la Legislación Relativa a la Religión o Creencia, Preparado por el Panel de Expertos de la OSCE/OIDDH sobre la Libertad de Religión en Consulta con la Comisión de Venecia en 13.

[19] Convención Europea sobre Derechos Humanos, Protocolo 1, Artículo 2; Manual de la Ley Europea de No Discriminación, Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea conjuntamente con el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

[20] Informe del Relator Especial de la ONU sobre la Libertad de Religión o Creencia, ¶ 27-29, HRC 16/53, 15 de diciembre de 2010.

XI. Libertad frente a la Coerción
DESCARGAR PDF