Centro de Recursos para la Prevención | Cómo Mantenerse Saludable

Formación, Registro o Reconocimiento de Entidades Religiosas Legales

Las Naciones Unidas, la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos y los organismos regionales relacionados han reconocido desde hace mucho la importancia de la personalidad jurídica y la estructura de la entidad para las organizaciones religiosas como parte de su derecho a la libertad de religión o creencia.

Cuando se habla del derecho a la libertad de religión o creencia, es más probable que uno piense en el derecho de los individuos a creer y a manifestar sus creencias a través del culto, la enseñanza, la observancia y la práctica. Pero, pensándolo bien, los individuos no pueden ejercer plenamente su derecho a la libertad religiosa a menos que se les permita formar estructuras legales para organizar y operar sus comunidades religiosas.

Las leyes que gobiernan la creación, operación, registro y reconocimiento de comunidades religiosas son la savia de las comunidades religiosas. Sin alguna forma de estatus de entidad legal, una comunidad religiosa no puede dedicarse a los actos más elementales, tales como poseer o alquilar un lugar de culto, manejar una cuenta bancaria, contratar personal, contratar servicios, publicar y difundir textos religiosos, y establecer servicios educativos y caritativos que alcancen a la comunidad.

Las leyes que rigen el acceso a la personalidad legal deberían estructurarse de manera que faciliten la libertad de religión o creencia. Como mínimo, el acceso a los derechos básicos relacionados con la personalidad legal debería estar disponible sin dificultad. [28] Los Estados deberían asegurarse de que los procedimientos de la personalidad legal y el registro religioso son rápidos, transparentes, justos y que no excluyan ni discriminen. [29]

El rechazo al acceso a tal estatus representa una carga grave e inadmisible sobre el derecho a la libertad religiosa. [30] Es por eso que las leyes que rigen la constitución y el registro de organizaciones religiosas representan un importante criterio para evaluar el Estado de la libertad religiosa en un Estado determinado.

En muchos casos, tales leyes se han utilizado como arma por el Estado para restringir las comunidades religiosas en lugar de facilitar la libertad religiosa. Leyes que obligan al registro religioso e imponen sanciones penales por una actividad religiosa no registrada son métodos draconianos usados por los Estados para reprimir la libertad religiosa en violación de los derechos humanos.

Tales métodos han sido uniformemente condenados por el Comité de Derechos Humanos de la ONU, [31] el Relator Especial de ONU para la Libertad Religiosa, [32] el Comité de Expertos Religiosos de la OSCE en consulta con la Comisión de Venecia, [33] la Unión Europea [34] y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. [35]

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha determinado que una negativa de un Estado a otorgar estatus de entidad legal a una asociación de individuos, religiosa o de otro tipo, equivale a una interferencia con el ejercicio del derecho a la libertad de asociación. Cuando la organización de una comunidad religiosa está en cuestión, una negativa a reconocerla como una entidad jurídica también se ha encontrado que constituye una interferencia con el derecho a la libertad religiosa según la ejercen tanto la comunidad en sí como sus miembros individuales. [36]

El Comité de Expertos Religiosos de la OSCE y la Comisión de Venecia han identificado áreas de problemas adicionales en el campo del registro religioso y la formación de la personalidad jurídica que deben abordarse para facilitar la libertad de religión o creencia:

  • Los individuos y los grupos deberían ser libres de practicar su religión sin registro si así lo desean;
  • No deberían permitirse requisitos de un mínimo de afiliación elevado con respecto a la obtención de personalidad jurídica;
  • No es apropiado requerir una prolongada existencia en el Estado antes de que se permita el registro;
  • Otras restricciones excesivamente onerosas o demoras antes de obtener la personalidad jurídica deberían cuestionarse;
  • Las disposiciones que otorgan excesiva discreción gubernamental para dar aprobaciones no deberían permitirse;
  • La discreción oficial al limitar la libertad religiosa, ya sea como resultado de disposiciones vagas o de otro modo, debería limitarse cuidadosamente;
  • La intervención en asuntos religiosos internos mediante implicarse en revisiones sustanciales de las estructuras eclesiásticas, imponer revisiones burocráticas o restricciones respecto a nombramientos religiosos y medidas similares, no deberían permitirse;
  • Las disposiciones que operan retroactivamente o que actúan para proteger los intereses creados (por ejemplo, requiriendo el reregistro de entidades religiosas bajo nuevos criterios) deberían cuestionarse;
  • Deberían proporcionarse normas de transición adecuadas cuando se introduzcan nuevas reglas; y
  • En coherencia con los principios de autonomía, el Estado no debería decidir que cualquier grupo religioso particular debería estar subordinado a otro grupo religioso o que las religiones deberían estructurarse sobre un modelo jerárquico. (Una entidad religiosa registrada no debería tener poder de veto sobre el registro de cualquier otra entidad religiosa). [37]

[28] Directrices para el Examen de la Legislación Relativa a la Religión o Creencia, preparado por el Panel de Expertos en Libertad Religiosa de la OSCE/OIDDH sobre la Libertad de Religión en Consulta con la Comisión de Venecia en 16.

[29] Informe del Relator Especial de la ONU sobre la Libertad de Religión o Creencia, ¶ 25, HRC 19/60, 22 de diciembre de 2011.

[30] Libertad de Religión o Creencia: Leyes que afectan a la Estructuración de Comunidades Religiosas, Conferencia de Examen de la OSCE de septiembre de 1999.

[31] Lista de Publicaciones del Comité de Derechos Humanos, Kazajstán, CCPR/C/Kaz/Q/1, 2 de septiembre de 2010.

[32] Informe del Relator Especial de la ONU sobre la Libertad de Religión o Creencia, ¶ 25, HRC 19/60, 22 de diciembre de 2011.

[33] Véase, por ejemplo, las Directrices de la OSCE y la Comisión de Venecia en 16.

[34] Directrices de la UE en ¶ Páginas 40-41.

[35] Véase, por ejemplo, Iglesia Metropolitana de Besarabia y otros contra Moldavia, (App. 45701/99), 2001; Iglesia de Scientology de Moscú contra Rusia (App. 18147/02), 2007.

[36] Testigos de Jehová de Moscú contra Rusia ¶ 101-102 (App. 302/02), 10 de junio de 2010.

[37] Véase las Directrices de la OSCE y la Comisión de Venecia en 16-17.

XV. Limitaciones Estrictamente Interpretadas
DESCARGAR PDF